Ahora que el mar se detiene

Mauricio Rodríguez García /
Masaya, Nicaragua.

Nota editorial:
Poema ganador del Primer Concurso Nacional Un poema de banquete 2024, convocado por la organización Banquete de poetas Tito Leiva y el Círculo Literario Rodrigo Delgadillo León de Masaya.

Ahora que el mar se detiene,
que ninguna ola se yergue en el vacío,
arrastra hasta mi ventana
migajas últimas de existencias.

Novias suicidas y niños sumergidos
revelan la muerte que nace y se adueña.

Temo hallar mi rostro entre esos cuerpos,
entre los cuervos que hacen de los ojos
dos abismos para el olvido,
o ser visto en la pesadilla de alguien
que conoce su destino
pero que sigue su recorrido.

Ahora que el mar se detiene
el silencio no se conduele,
las sílabas manoseadas
agonizan sin palabras,
la imagen más viva se refleja invisible.

Una pausa y el tormento se vuelve cíclico.

El mar se detuvo
y nada se asemeja a lo que nos pertenece,
a lo imperceptible de cada gesto,

como el de aquel
que suspira por última vez.